funcion no disponible sin soporte javascript
Estás en : Inicio > Salud >
flecha decorativa
salud_es
flecha decorativa
DESCUENTOS CON CARNET JOVE
flecha decorativa

La No Emancipación de los jóvenes puede convertirse en un factor de riesgo ante el consumo de drogas

La No Emancipación de los jóvenes puede actuar como un factor de riesgo para el consumo de drogas. De hecho, los jóvenes valencianos no emancipados y los emancipados sólo económicamente que todavía viven en el hogar familiar, son los que presentan mayores prevalencias de consumo a cualquier tipo de sustancia adictiva frente a aquellos que ya se han emancipado totalmente.

Así se desprende de los resultados del primer estudio sobre la influencia de la emancipación en el consumo de drogas en población juvenil-adulta que ha presentado el conseller de Sanitat, Manuel Cervera, y que ha sido realizado por la Fundación para el Estudio, Prevención y Asistencia de las Drogodependencias, FEPAD, sobre una muestra de 1.600 jóvenes de la Comunitat de edades entre los 25 y 42 años.

Este estudio se ha centrado en analizar la relación del consumo de drogas con los diferentes grados de emancipación. Los grupos estudiados han sido: emancipados totales (jóvenes con trabajo y con vivienda propia), no emancipados (jóvenes sin trabajo ni vivienda que viven en el hogar paterno y dependen económicamente de los padres), emancipados de vivienda (jóvenes sin trabajo que han abandonado el hogar paterno y dependen económicamente de otras personas, padres o pareja) y emancipados económicos (jóvenes con trabajo pero que siguen viviendo en el hogar paterno).

Según ha señalado el conseller de Sanitat, "los resultados reflejan que "las responsabilidades familiares y económicas actúan como factores de protección frente al consumo de drogas".

La edad media de emancipación de un joven valenciano es a los 34 años de edad

En este sentido, la edad media de emancipación en nuestra Comunitat se sitúa a los 34 años de edad, y, ha destacado el conseller de Sanitat, "desde que un joven valenciano se emancipa económicamente hasta que decide irse de casa e independizarse totalmente transcurre un período aproximado de cinco años. Este hecho, hace plantearse si se trata de un periodo de tiempo para ahorrar o gastar, por lo tanto supone un factor de riesgo ante el consumo de drogas".

Cabe destacar que comparativamente entre sexos, existen más cantidad de mujeres emancipadas que hombres en todos los estadios comparados. Concretamente, un 70% de las mujeres encuestadas se han independizado de vivienda y no económicamente. Dentro de dicho grupo, un 74,3% manifiesta obtener sus ingresos económicos de su pareja, lo cual se traduce en una menor disponibilidad para ocio.

Si atendemos a emancipación según estado civil, dentro del grupo de no emancipados existe un 11% de separados/divorciados, población que tras emanciparse han tenido que volver al hogar paterno por diferentes circunstancias, lo cual podría responder a la Teoría de la vuelta a casa.

Respecto al consumo general de drogas, la muestra estudiada (25-42 años de edad) presenta patrones similares a los obtenidos en encuestas autonómicas con consumos mayoritarios de alcohol, tabaco y cannabis.

En ese mismo análisis realizado por grado de emancipación se observa que no emancipados y emancipados económicos presentan las mayores prevalencias de consumo para todas las drogas.

En concreto, las prevalencias de consumo de alcohol en el último mes se sitúan entre el 79% para no emancipados y 86,3% para emancipados económicos. En cuanto al consumo de cannabis las prevalencias de consumo en el último mes se sitúan en el 19% para emancipados económicos y 23,8% para los no emancipados. Respecto a las prevalencias de consumo de cocaína se sitúan en 6% para no emancipados y 6,3% para emancipados económicos.

Los jóvenes no emancipados acumulan más borracheras frente a los emancipados

Según las conductas de riesgo más comunes (emborracharse, conducir un vehículo ebrio o binge drinking, tomar 5 o más copas en menos de dos horas), se aprecia que los jóvenes no emancipados son los que más se emborrachan (11,8%) frente al resto de grupos, emancipados económicos (10,3%), emancipados (9%) o emancipados de vivienda (8,3%).

Por su parte, se aprecia una notable diferencia respecto a los jóvenes que conducen tras haber bebido, en este caso el grupo de emancipados económicos es el más mayoritario (12,5%), seguido de los no emancipados (9,6%), emancipados vivienda (8,6%) y emancipados (8,3%).

En materia de prevención, FEPAD plantea diversas acciones como fomentar la salida del hogar paterno de los jóvenes a determina edad, educar a la sociedad en la importancia de la asunción de responsabilidades por parte de los jóvenes, y considerar que una emancipación tardía y una elevada maduración biológica-generacional de las nuevas generaciones está provocando que la familia, y la protección que desde ella se dispensa, pueda favorecer el consumo de drogas a partir de ciertas edades.

FEPAD pone en marcha la campaña de sensibilización La Familia Maduro

Con el objetivo de ampliar las acciones preventivas, FEPAD ha diseñado la nueva campaña de sensibilización 'La Familia Maduro' que mediante una serie de animación gráfica pretende crear una reflexión sobre los riesgos derivados del consumo de drogas. A través de esta campaña se presentan determinados problemas relacionados con el consumo de drogas desde los distintos ámbitos de la sociedad, en concreto una familia, Se trata de situaciones cotidianas que plantean los riesgos y la forma de hacer frente a esta problemática.

En este sentido, se aborda el consumo de tabaco, alcohol, cannabis, anabolizantes, nuevas tecnologías, y otro tipo de sustancias adictivas como cocaína, policonsumo, etc.

La Familia Maduro gira en torno a la vida de un barrio normal, en el que 34 personajes desarrollan su vida habitual y viven algunas situaciones de exposición a la oferta de drogas, sus efectos o sus consecuencias.

Comparte:  del.icio.us meneame facebook twitter RSS